Los huesos de este bebé pueden romperse incluso con un fuerte estornudo, pero él todavía sigue vivo debido a su fuerza

El pequeño Caden Keybolt tiene huesos de “vidrio”. Incluso antes de sunacimiento, los médicos predijeron su muerte inminente. Pero el niño quiere vivir y nada va a vencer su voluntad y optimismo. Valerie Salsman, la madre de este niño maravilloso, escuchó terribles predicciones durante todo el embarazo. Ella era persuadida de hacerse un aborto debido al diagnóstico de su futuro hijo. La osteogénesis es una enfermedad extremadamente rara. Un porcentaje muy pequeño de bebés sobrevive al nacimiento y comienza a respirar por su cuenta. Los huesos de los enfermos se vuelven inconcebiblemente frágiles. Cualquier cosa pequeña puede conducir a numerosas fracturas, incluso un estornudo ordinario puede volverse fatal.

Los médicos dijeron que las probabilidades de que Caden pudiera dar su primer respiro eran solo del cinco por ciento. Valeriecon el corazón hecho un nudo,recuerda cómo se le advirtió que el niño nunca podría respirar por sí mismo, que nunca podría llorar y que no dejaría de sufrir por el dolor que acompaña a las fracturas.

4

Sin embargo, Valerie decidió aferrarse a esa pequeña posibilidad de vida, y después de un tiempo, nació Caden. La sorpresa de los médicos no tenía límite, cuando el niño no solo sobrevivió después del parto, sino que también ha vividohasta el día de hoy.

6El niño sigue creciendo todos los días, además, Caden se distingue por su extraordinario coraje y optimismo. A pesar de que ha sufrido 40 fracturas ynumerosas intervenciones quirúrgicas como parte de su tratamiento, este niño permanece alegre y aprecia cada día que vive. Su familia ha aprendido a tomar todas las precauciones necesarias y a advertir cualquier situación peligrosa para él.

.7

“Nuestro hijo es un niño muy fuerte. Él es muy brillante como persona y siempre me ha sorprendido con su coraje. Incluso cuando algo le duele sin razón, no lo muestra y se aguanta hasta que no se rompe un hueso.

Al darse cuenta de que las fracturas son inevitables, él no tiene miedo de descubrir una nueva. Caden se mantiene fuerte en el alma, sin importa nada más“, dice el padrastro, Benjamin Herzog. El chico adora a los héroes de los cómics. Le gusta vestirse con los trajes de sus superhéroes favoritos: Iron Man y Superman. El niño repetidamente ha dicho que le gusta todo lo que puede volar. Ahora Caden tiene cinco años. Él va al jardín de niños, donde tiene muchos amigos. Este niño demuestra que cada uno de nosotros tiene la capacidad y fuerza para lograr mucho, a pesar de cualquier circunstancia  

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!