4 posiciones s3xuales con extraños nombres, pero que son de las más ardientes que podrás probar hoy

Quizás este fin de semana sea bueno para experimentar…
Desde hace mucho nos dicen que en la guerra y en el amor todo vale y sí, quizás tenga algo de cierto, pero la verdad es que muchas veces solemos hacer el quite a nuevas sensaciones y experiencias sólo porque cuando escuchamos cómo se llaman no nos late, para nada.

Claro, hay cosas en el ámbito sexual que escapan a la tolerancia de muchos, pues no creo que todos están dispuestos a probar tríos, voyerismo y cosas así, pero muchas otras veces sólo el nombre de lo que se nos ha propuesto nos tiende a alejar.

La cosa sólo puede empeorar cuando escuchamos de qué se trata y sintamos que no somos capaces de lograrla, pero todo en la vida puede lograrse de a poco y como dicen por ahí, la práctica hace al maestro. Así que si quieres probar con una que otra para hacer las cosas interesantes, puedes empezar por aquí.

1. La Cascada

No, no implica que utilicen agua ni nada por el estilo -aunque podría ser un derivado muy interesante-, sino que es por la forma de la posición, en la que la mujer se deja caer de espaldas como si fuese una cascada que cae desde sus caderas. La idea es no tener miedo al vértigo, pues la recompensa es bastante grata: un mejor acceso al punto G.
Mara Parra / Upsocl

2. Sentarse en la cara

El sexo oral suele ser bastante normal y es bastante placentero a la hora de los preliminares. Es más, muchas veces puede usarse como “plato principal”, pues es hora de que eliminemos la idea de que el sexo debe tener penetración. Esta posición es bastante útil para animar un poco más las cosas y variarlas, proporcionando un acceso mucho más directo a los genitales femeninos y permitiendo que la mujer pueda llevar control en el sexo oral que recibe.
Mara Parra / Upsocl

3. El Pogo

No, no te asustes, pues no es necesario que consigas un pogo saltarín y te arriesgues a una lesión. Claro, lo de los saltitos sí va, pues en esta posición -en la que se tiene sexo de pie- el hombre comenzara a levantar el cuerpo de la mujer con su rodilla, idealmente si cuenta con el apoyo adicional de una pared. Les permitirán verse y tocarse con mayor libertad, lo que siempre es bienvenido a la hora de amor
inRead invented by Teads
Mara Parra / Upsocl

4. La Araña

Menos mal que ya entendimos que las posiciones no llevan nombres literales y tenemos en claro que esto no implica tener una araña real en juego. La idea es que queden un poco enredados y esta posición es muy similar a cuando la mujer está arriba, sólo que esta vez se dejará caer hacia atrás y ambos se apoyaran en sus brazos. Las piernas de ella se deben abrir sobre el regazo del hombre, permitiendo que entre de manera apropiada. Lo mejor es que se mantiene la comodidad sin sacrificar el contacto visual.
Mara Parra / Upsocl
Ahora que ya las conoces podemos probar la hipótesis: los nombres de las posiciones sexuales suelen ser bastante exagerados y no debiesen aterrorizarnos. Es más, ¡es hora de que comencemos a preguntarnos quién carajos popularizó esos nombres!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!