Los mejores 19 consejos para hacerle el oral a tu pareja, la # 3 es esencial. Con eso será tu fiel esclavo

1. Genera un ritmo uniforme con tu mano y tu boca. “Mantengo la cabeza y una parte pequeña del tallo de su pene en mi boca mientras que simultáneamente acaricio el tallo usando mi mano en sincronía con el ritmo de mi boca”. 2. Usa las manos para acariciar otras partes del cuerpo de tu pareja. “Mientras le haces sexo oral, usa las manos para sobar y acariciar otras áreas de su cuerpo. La mayor reacción que obtengo es de acariciar su pecho, pezones y la parte interna de los muslos”. 3. Deja que tu lengua hable antes de que la boca termine la conversación. “Normalmente empiezo lamiendo algunas veces de arriba hacia abajo el tallo, antes de efectivamente introducir la cabeza en mi boca. Me gusta poner firme la lengua y lamer alrededor de la cabeza, especialmente en la parte de abajo. Es un buen prólogo a la felación propiamente dicha”. 4. Deja que tu saliva fluya libremente. “El mejor truco que he aprendido es ¡beber jugo de toronja! De toronja, de naranja, básicamente cualquier jugo ácido. El nivel bajo de pH causa que la gente salive como loca. Mientras más 5. O consigue algún lubricante comestible para tener ~humedad~ adicional. “Encuentra un lubricante comestible que te guste y ponte manos a la obra”. 6. La succión es clave. “Si él está circuncidado, mejor aplica mucha succión y concéntrate en los bordes del glande. Si no lo está, sé moderada. Combina succión y lamido y concéntrate en el frenillo”. 7. Mantén los ojos en él. “Haz contacto visual. Mira hacia arriba y míralo fijamente de vez en cuando y lame la punta. Eso lo enloquece”. 8. ¡Toca el timbre en la puerta de atrás! “Me concentro en la cabeza y uso una mano para emular su técnica personal, entonces uso la otra para hacerle cosquillas en las pelotas, masajear el perineo y, SI LO HEMOS CONVERSADO Y A ÉL LE GUSTA, toco el timbre en la puerta de atrás a ver si hay alguien en casa”. 9. Escúchense mutuamente y díganse lo que les gusta y lo que no. “Solamente tengo un consejo: comuníquense. En cualquier papel. Si estás recibiendo, dile a tu pareja lo que se siente rico y lo que no. Si estás dando, escucha lo que él dice o cualquier señal que él esté enviando y déjale saber si está siendo muy brusco o si él está actuando como que no le gusta, intenta otra cosa. Todos somos diferentes y no a todos nos gustan las mismas cosas”. 10. Muéstrales algo de amor a las pelotas. “Mastúrbalo mientras le lames ligeramente el punto justo debajo de las pelotas. Alterna entre esto y la felación”. 11. Algunas posiciones facilitan el hacer una “garganta profunda”. “Si quieres practicar la garganta profunda, acostarte boca abajo con la cabeza por fuera de la cama mientras que él está de pie es la manera más fácil para relajar el reflejo de arcada. Una vez que te acostumbras al movimiento, será más fácil manejarlo en otras posiciones”. 12. Y puedes tratar de parar las arcadas si quieres. “Un pequeño truco si tienes el reflejo de arcada es simplemente apretar/presionar el pulgar entre el resto de los dedos. Eso detiene las arcadas y la asfixia”.  13. Nunca te olvides de la punta. “Juega con la punta con tu boca y lengua, y no solo por un par de segundos. Entonces, inesperadamente, haz entrar toda la condenada cosa de una vez. Él se sorprenderá y se volverá loco de placer”. 14. Haz algo de ruido. “Gemir y hacer zumbidos generalmente le da un poco más de placer puesto que las vibraciones de la garganta generan más estimulación”. 15. Nunca subestimes la importancia del lenguaje corporal. “Yo escucho con atención el lenguaje corporal de un hombre. Cada hombre es diferente. Si comienza a ponerse tenso y a respirar un poco más profundamente cuando estoy haciendo algo en particular, trato de prestarle un poco más de atención a esa parte. Algunas veces tiene que ver solo con las pelotas o solamente la cabeza. A veces involucra varios lugares que deben ser atendidos al mismo tiempo”. 16. Guárdate los dientes para ti, a menos que a él le guste ese tipo de cosas. “Sin dientes. Bajo ninguna circunstancia su pene debe tocar tus dientes. ¿Crees que es lindo mordisquearlo? NO LO ES. No es una banana y tu no estás masticando nada. Duele y les da miedo”. 17. Motívate un poco más. “Mientras le hago sexo oral a mi esposo, me acuesto de lado junto a él (nos vemos como una T) para que él me pueda hacer cosquillas en la espalda, cuello y hombros mientras se lo hago. Eso hace que me quede más rato allá abajo porque se siente muy rico. No quiero que él pare y estoy segura de que él no quiere que yo pare”. 18. ¡Bebe algo burbujeante! “Un refresco helado. Puedes hacerlo básicamente con cualquier bebida fría y gaseosa, yo prefiero Dr. Pepper. La champaña también es muy buena cuando tienes ganas de ser sofisticada. Toma un pequeño trago, después mételo en tu boca con cuidado, presiona tu lengua contra ese punto sensible debajo de la cabeza y deja que las burbujas le hagan cosquillas por un momento antes de tragarte la bebida con él aún en la boca”. 19. Y finalmente, ¡simplemente diviértete con él! “Muestra siempre entusiasmo…nunca trates la felación como si fuera un trabajo”

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!