CON TAN SOLO 5 AÑOS DE EDAD, ESTE NIÑO SALE A GANARSE LA VIDA PARA MANTENER A SU FAMILIA.

Su nombre es José, tiene solo 5 años de edad y es oriundo de un pueblo llamado Chiquihuitlán de Benito Juárez, ubicado en el estado mexicano de Oaxaca. Su historia es realmente conmovedora, sin embargo es aún más preocupante, ya que evidencia una grave realidad que viven miles de niños y que aún no tiene una solución definitiva.  

JOSÉ ES HIJO DE UNA MADRE SOLTERA, EL MAYOR DE TRES HERMANOS Y JUNTO A SU FAMILIA SUFRE LAS CONSECUENCIAS DE LA POBREZA.

La historia detrás del pequeño José es bastante dura y a pesar de que no justifica la explotación de un niño a tan temprana edad, sí logra explicar la razón por la cual él se ha visto obligado a salir a trabajar. Según lo que reporta Badabun, su padre abandonó la familia y su madre fue diagnosticada con artritis reumatoide, una enfermedad que afecta el sistema autoinmune provocando la destrucción de las articulaciones y generando deformidades que impiden el correcto funcionamiento de ellas. Como si eso fuera poco, también sufrió un derrame cerebral que dejó la parte izquierda de su cuerpo completamente inmóvil.
Te lo dije, una historia bastante dura.

TRABAJA MÁS DE DIEZ HORAS AL DÍA PARA CONSEGUIR ENTRE 10 Y 15 DÓLARES.

A pesar de que José cuenta con la ayuda de sus vecinos para el cuidado de su familia mientras él está fuera de casa trabajando y tiene el apoyo de los residentes de la zona, quienes también le aportan con comida y donaciones como un acto de caridad, este niño se ha convertido en el único sustento de su hogar. Lo que habla de una realidad realmente preocupante.

SE ESTIMA QUE SOLO EN OAXACA HAY MÁS DE 158 MIL MENORES DE EDAD TRABAJANDO.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en el año 2009 esta cifra abarcaba niños desde los 5 años hasta adolescentes de 17 años, generalmente obligados a salir a trabajar por su condición de pobreza. “Los menores son obligados por sus padres y familiares a trabajar, aproximadamente 68% no recibe sueldo y, generalmente, son forzados a realizar labores propias de los adultos”, explicaba entonces María Guadalupe González, delegada federal del trabajo en Oaxaca. Refiriéndose a un problema que el día de hoy sigue afectando muchos otros niños como el pequeño José. Y aunque sea más fácil hacer como que no existen, los menores de edad que son explotados laboralmente son un problema que nos concierne a todos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *